Juicio político a Rosatti: Fernández busca el respaldo de gobernadores oficialistas

Alberto Fernández convocó a los gobernadores a la Rosada para avanzar en la instrumentación del juicio político a la Corte Suprema. El disparador fue el fallo por la coparticipación de la Ciudad de Buenos Aires.


El presidente Alberto Fernández convocó a los gobernadores a una reunión para este martes a la mañana en la Casa Rosada para unir fuerzas y avanzar con el juicio político contra el titular de la Corte Suprema de Justicia, Horacio Rosatti.
El último domingo, el jefe de Estado había anticipado -en el escrito que compartió en sus redes socialesque convocaría a los mandatarios que acompañaron «al Estado Nacional en su planteo contra la ciudad Autónoma de Buenos Aires» por el fallo que emitió el Tribunal Supremo en favor del gobierno porteño.
En declaraciones periodísticas, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y espada de la vicepresidenta Cristina Kirchner, declaró: «Estamos citados para el martes, ahí conoceremos la presentación».
En la misma línea, apuntó contra la Corte y Horacio Rodríguez Larreta, que pelea -casi en soledadcontra la Casa Rosada: «Parece absolutamente decidida a pagarle la campaña al jefe de Gobierno».
El ex ministro de Economía de la titular del Senado fue el primero en llegar a la reunión en Balcarce 50 del 22 de diciembre pasado, a la que asistieron también Gildo Insfrán (Formosa), Raúl Jalil (Catamarca), Osvaldo Jaldo (Tucumán), Gustavo Bordet (Entre Ríos) y Ricardo Quintela (La Rioja). También estuvieron presentes en el intercambio Sergio Uñac (San Juan), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Mariano Arcioni (Chubut) y Sergio Ziliotto (La Pampa).
Mientras que, de forma virtual, hicieron su aporte Jorge Capitanich (Chaco), Oscar Herrera Ahuad (Misiones), Gustavo Melella (Tierra del Fuego) y Alicia Kirchner (Santa Cruz).
Desde el Poder Ejecutivo, esperan que los mismos reafirmen el compromiso de ir contra la administración de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la Corte Suprema.
Ayer la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio rechazó la embestida de Fernández contra Rosatti.
Además, en una entrevista con C5N en Brasil, Fernández expresó su «preocupación por lo que ha pasado en los últimos meses, ya que hubo un permanente avance de la Corte Suprema sobre los otros poderes de la República Argentina y la república exige tres poderes independientes».
«Lo que hizo la Corte con el tema coparticipación de la ciudad de Buenos Aires se convierte en un hecho de intromisión» de la justicia, consideró.
La guerra entre la Nación y la Ciudad se disparó cuando el Tribunal Supremo dictó una medida cautelar a favor del reclamo de la Ciudad contra el gobierno nacional por la detracción de más de un punto de coparticipación federal en 2020 para asignárselo a la provincia de Buenos Aires.
De esta manera, y por unanimidad, le devolvió con carácter de provisoriedad el 2,95 por ciento de la masa de fondos coparticipables.
En principio, Alberto Fernández se negó a acatar la decisión de la Corte, lo que derivó en un mar de críticas por parte de la oposición. Si bien se respaldó en los gobernadores, al poco tiempo el mandatario cambió de opinión y comunicó que cumpliría con la cautelar, pero los pagos los ejecutaría con bonos públicos.