7 de December de 2022
Hierve la interna de JxC: Patricia amenazó a Felipe Miguel con «romperle la cara»

Hierve la interna de JxC: Patricia amenazó a Felipe Miguel con «romperle la cara»

La interna en Juntos por el Cambio llegó a niveles impensados, luego de que se viralizara un exabrupto de Patricia Bullrich contra el jefe de Gabinete porteño, al que amenazó con romperle la cara.

La interna de Juntos por el Cambio quedó en estado de ebullición luego de que se filtrara un video en el que la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, amenazó al jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, con “romperle la cara”. Distintos referentes de la coalición opositora consideran que la ex ministra de Seguridad se pasó de la raya y salieron públicamente a reclamarle que baje el tono de sus expresiones.
La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, sostuvo que “Patricia debe parar en función del conjunto” de la alianza opositora.
“Ella es buena persona, pero no sabe parar, no puede parar y tiene formas más masculinas. Yo soy una mujer fuerte, pero soy femenina; a ella se le escapó esto porque es muy dura”, analizó la ex diputada nacional sobre el duro cruce que mantuvo con Miguel durante la presentación del libro “Para qué” de Mauricio Macri.
La diputada nacional Silvia Lospennato también se refirió al escándalo y consideró que la conducta de Bullrich “ameritaría una disculpa pública porque en el PRO no tenemos esos modos”.
“Somos un partido democrático y republicano que soporta las disidencias”, señaló en declaraciones radicales la diputada del partido amarillo, que aclaró que no se siente “representada” por los modos de la presidenta del PRO.
“No me siento representada por ese modo y pedir disculpas contribuiría a la pacificación que estamos obligados a tener”, manifestó Lospennato, luego de que Bullrich rechazara hacer un mea culpa.
“Si frente a lo que consideramos un desacuerdo o una agresión verbal respondemos con una amenaza, me cuesta creer que merezcamos representar a una mayoría de los argentinos, que está muy lejos de pensar que la violencia es una forma de resolver los conflictos de la sociedad, en un contexto de frustración social por la situación grave que vive nuestro país”, reconoció la legisladora.
Horas antes, Bullrich se había negado a pedirle perdón a Miguel, al recordar que el funcionario de Horacio Rodríguez Larreta se había “paseado por los canales de televisión” acusándola de ser “funcional al kirchnerismo”, luego de que ella cuestionara el retiro de las vallas en el operativo policial que se había llevado a cabo durante una de las manifestaciones kirchneristas realizada un día sábado frente al domicilio de Cristina Kirchner en Recoleta.
“¿Cómo le voy a pedir disculpas a una persona que dijo que soy funcional al kirchnerismo?”, se defendió Bullrich, y redobló la apuesta: “Cuando alguien dice algo, que después se banque las consecuencias de sus dichos”.
En una entrevista radial, el ex candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio Miguel Ángel Pichetto intentó poner paños fríos y bajarle el tono a la polémica.
“La política no es un juego de niños, hay intereses, está cruzada por conflictos. No tengo una mirada de Blancanieves y los Siete Enanitos”, arrancó.
Y continuó: “La discusión con este funcionario -que no es muy conocido por otra parte del equipo de Larreta-, no es un tema que agobie a Juntos por el Cambio en un debate interminable.
Es un tema que ocurrió.
Yo estaba ahí en primera fila. Si hubiera habido un evento más grave hubiera intervenido”, relativizó.
El ex secretario de Cultura de Cambiemos Pablo Avelluto pidió aflojar tensiones entre los distintos sectores de Juntos por el Cambio e identificar que el adversario está enfrente y es “el populismo”.
“Del otro lado está el abismo. La batalla no puede ser contra los nuestros.
Es contra el populismo. Cuando fuimos un único equipo, ganamos y gobernamos. Volvamos al espíritu de 2015 con las ideas de 2023. La paciencia de la gente no es infinita. Y la responsabilidad es enorme”, tuiteó.
El consultor en comunicación política Jaime Durán Barba lamentó la actitud de Bullrich y afirmó que “estos exabruptos no ayudan”.
“Patricia está compitiendo legítimamente por su candidatura, pero estos exabruptos no ayudan y no creo que la ayuden a conseguir votos en el PRO. Tal vez si se candidatea para la UOCRA podría estar bien”, ironizó el ecuatoriano en declaraciones radiales.
“No me parece que sea lo propio de la democracia pelear de esa manera ni romperle la cara a otro.
Tal vez se exaltó Patricia, quien creo que es una mujer muy valiosa e hizo una gran tarea como ministra de Seguridad”, añadió.
El gobernador jujeño y presidente de la Unión Cívica Radical, Gerardo Morales, les pidió ayer a los dirigentes del PRO que “se relajen un poco” al considerar que “están muy sensibles y muy tensos”.
“Me parece perfecto que el PRO quiera seguir gobernando la Ciudad de Buenos Aires, pero formamos parte de una coalición y nosotros también (por la UCR) queremos hacerlo.
El radicalismo tiene candidato y no aceptamos ningún regalo del jefe de Gobierno porteño. Creo que están muy sensibles algunos. Que se relajen un poquito. Están muy tensos”, remarcó Morales en declaraciones a Radio Continental.
Ya venían mal La interna de Juntos por el Cambio se recalentó en la última semana a partir de una serie de episodios. El acto en homenaje a Raúl Alfonsín que el radicalismo llevó a cabo en Costa Salguero, donde Martín Lousteau y, especialmente, Gerardo Morales, lanzaron dardos venenosos contra Mauricio Macri. “Liderar no es creernos que somos el mejor equipo de los últimos 50 años y después fracasar”, disparó el gobernador de Jujuy y presidente de la UCR.
Contestó el titular del interbloque de senadores de Juntos por el Cambio, Alfredo Cornejo (UCR) -mucho más recostado en el ala dura de la coalición opositora- quien le recordó a Morales que Macri es un aliado del radicalismo.
Al acto en Costa Salguero pasó a saludar Rodríguez Larreta, lo cual acrecentó las suspicacias y rencores en el macrismo y el bullrichismo.
Además, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, participó de un acto junto a Lousteau en la facultad de Ciencias Económicas de la UBA, y alimentó la hipótesis sobre una posible fórmula encabezada por el líder de Evolución, con el aval del jefe de Gobierno de la Ciudad.
Consultada sobre un posible apoyo de Rodríguez Larreta a una candidatura de Lousteau en la Ciudad, Bullrich se mostró en total desacuerdo y apuntó contra el alcalde porteño en duros términos: “Si prefiere por su candidatura presidencial entregar la Ciudad, a mí no me parece”.
La respuesta no tardó en llegar y vino de la mano del diputado nacional Álvaro González, quien responde al liderazgo de Rodríguez Larreta: “Tendría que llamarse a silencio y dejar 15 minutos de lado su candidatura presidencial y ponerse en el rol que tiene (como presidenta del PRO), que nosotros no elegimos.
La puso el ingeniero (Mauricio) Macri de presidenta del partido, entonces tendría que tener algún recato”, arremetió.
En ese sentido, afirmó que “Bullrich hace populismo político y es una oportunista que no respeta el cargo que tiene en el PRO donde no la votó nadie y es presidenta a dedo”.
En medio del tumulto, intervino la diputada nacional y ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, quien opinó que el sucesor de Rodríguez Larreta en la Ciudad debería surgir de las filas del PRO, en lo que puede leerse como una crítica encubierta al acercamiento de Rodríguez Larreta a Lousteau.