Para Fernán Quirós «todavía no es el momento» de dejar de utilizar el barbijo

18-03-2020 Buenos Aires Conferencia de prensa del Jefe de Gabinete porteño Felipe Miguel junto al Ministro de Salud Fernán Quirós y al Secretario de Transporte y Obras Públicas Juan José Méndez. Foto: Luciano Thieberger.

«Solamente deja de ser obligatorio cuando vamos caminando por la calle o estamos al aire libre sin nadie alrededor», afirmó Vizzotti. Quirós dijo que «no es el momento» para dejar de usar el tapabocas.


El uso (o no…) de barbijos al aire libre, dispuesto a nivel nacional a partir del 1 de octubre, ha generado una «grieta» entre el Gobierno y Córdoba, Salta, más la Capital Federal. En efecto, el gobierno porteño ha afirmado taxativamente que no cumplirá con la disposición.
Tras participar de la reunión de Gabinete, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, volvió a aclarar ayer que el uso del barbijo deja de ser obligatorio exclusivamente para personas que estén al aire libre y sin aglomeración.
Vizzotti había sido consultada por los dichos de su par de la Ciudad, Fernán Quirós, quien sostuvo que «todavía no es momento» de dejar de usar los tapabocas y se diferenció de los anuncios que había realizado el pasado martes el Gobierno nacional. «Estamos totalmente de acuerdo, no es momento para sacarse el barbijo, solamente deja de ser obligatorio cuando vamos caminando por la calle o estamos al aire libre sin nadie alrededor», afirmó la ministra de Salud de la Nación.
La funcionaria volvió a aclarar así el sentido de la medida que regirá desde el 1 de octubre y señaló: «No es momento de dejar el barbijo.
La Argentina no está dejando el barbijo, lo único que se hizo fue bajar la obligatoriedad del uso del tapa bocas al aire libre, sin gente alrededor, eso no tiene riesgo epidemiológico».
En la misma línea, la funcionaria declaró que el tapaboca tiene una función «muy relevante» en la transmisibilidad del virus del coronavirus, y sostuvo que quien decida continuar utilizándolo contará con «una mayor protección».
Por otra parte, y con respecto a la situación epidemiológica del país, la ministra la calificó como «óptima» y afirmó que se está ante un momento marcado por el descenso de casos y de internaciones, y con el retraso del ingreso de la variante Delta.
Por contrapartida, el ministro de Salud de la Ciudad, Fernán Quirós, aseguró ayer que «todavía no es el momento» de dejar de utilizar el barbijo, tal cual anunció el gobierno del presidente Alberto Fernández.
«Creemos que todavía no es el momento de quitarnos el barbijo», evaluó el funcionario de la administración porteña que encabeza Horacio Rodríguez Larreta.
En declaraciones radiales, el ministro de Salud de la Ciudad sostuvo: «Sabemos que en el espacio abierto la contagiosidad es mucho menor, pero en la Ciudad pretendemos llegar al 70% de la población con las dos dosis de la vacuna antes de tomar este tipo de medidas».
El Gobierno Nacional anunció el martes que a partir del 1 de octubre se habilitará la posibilidad de no utilizar el barbijo en lugares abiertos, cuando no se registre aglomeración, aunque el tapabocas obligatorio de mantendrá en lugares cerrados y al aire libre pero con aglomeración de personas.
Ahora, el Gobierno de la Ciudad confirma que no se sumará a la medida dispuesta por el Poder Ejecutivo hasta que el 70 por ciento de la población porteña tenga inmunidad con dos dosis de la vacuna contra el coronavirus.
Por su parte, el ministro de Salud y presidente del COE de Salta, Juan José Esteban, dijo que la provincia no va adherir a la nueva medida que promulga el Gobierno nacional.
«Son medidas demasiado anticipadas.
La resolución ministerial está vigente hasta el 1 de octubre y no habla de modificar los protocolos, así tampoco el DNU, que permite modificar protocolos recién a partir de esa fecha», indicó el funcionario ni bien se dio a conocer el nuevo DNU. Esteban señaló que «la medida debería haberse tomado de forma participativa con todas las provincias».
Por contrapartida, la gobernadora de Río Negro (provincia donde no era claro el panorama), Arabela Carreras, anunció que las medidas sanitarias se mantendrán en esa provincia patagónica hasta el 1º de octubre, en el marco de las habilitaciones que dispuso el gobierno nacional por el descenso sostenido de los contagios de coronavirus. En la misma línea se pronunciaron las autoridades sanitarias de Jujuy, Salta, Mendoza y Córdoba.
Carreras, tras un acto de licitación de obras escolares realizado este martes en Viedma, comentó: «Estamos intercambiando consultas con el Ministerio de Salud de la Nación y hasta el primero de octubre tendremos vigente las mismas condiciones que ahora».
Jujuy advirtió que basará sus acciones en las decisiones tomadas por el comité epidemiológico provincial.
Así lo indicó Agustín Perassi, ministro de Gobierno y Justicia del distrito, a medios locales: «No se implementará ninguna modificación en relación al uso del barbijo, el número de personas en una reunión y los aforos para determinadas actividades».
En Mendoza tampoco están convencidos con liberar el uso de los tapabocas en espacios abiertos.
«Por ahora se han hecho declaraciones, hay que ver qué dice el DNU y si este da autonomía a las jurisdicciones para tomar diferentes medidas o debe adherirse totalmente», le explicaron a Los Andes autoridades sanitarias de esa provincia.
En el marco de nuevas flexibilizaciones, el pasado sábado Mendoza habilitó nuevos aforos para ciertas actividad. Si bien no siguieron las indicaciones de Vizzotti respecto a la apertura de las discotecas, se ampliaron los límites de ocupación para espectáculos y eventos tanto en lugares cerrados como abiertos.
Otra provincia que tampoco se sumará es Jujuy. El director del Comité de Emergencia para el coronavirus que asesora al gobierno de Gerardo Morales, Omar Gutiérrez, consideró que la determinación del ministerio de Salud nacional «es un poco temeraria».
«Estamos a la espera de que salga la normativa para tomar decisiones.
Por ahora seguimos en la misma situación. Queremos ser prudente y esperar un poco», precisó Gutiérrez, en declaraciones a un medio local, El Submarino Radio.
Así las cosas, con tres provincias confirmadas y tambien la ciudad de Buenos Aires, el panorama está totalmente abierto a más rechazos a la medida. De todos modos, en las últimas horas, el Gobierno aclaró el tema, partiendo del hecho que lo dispuesto comenzará a regir a partir del 1 de octubre. El martes, la confusi{on llevó a mucha gente a circular sin barbijo, aún en lugares donde no hay distanciamiento social, tal como las paradas de los transportes públicos o colas para entrar a farmacias.